Había una vez…

Una pequeña despistada que incentivada por los cuentos infantiles e invenciones de su papá, con el que pasaba muchos viajes buscando enanitos en las copas de los árboles, no cesó de incrementar su imaginación, sus ganas de apreciar la vida y sus esperanzas de cambiar las cosas que no le gustaban.

Cierta noche estival en una pequeña provincia del centro de una península, conoció a un apuesto Trasty, que la llevó más lejos de lo que jamás hubiera soñado estar. Incluso más alto: con despegues y aterrizajes, con infinitas turbulencias, pero con mucho amor llegó un primer trastillo muy observador para veintidós meses después aparecer un segundo inquieto trastillo. Actualización: cuatro años y dos meses después apareció en nuestra vida una minitrastillo que colmó de amor tanto a sus papás como a sus protectores hermanos.

¿Te apetecería aprender a volar con nosotros?

Trasty y sus trastillos

Autoretrato

Read More
shared on wplocker.com