EL COMIENZO DE LA ALIMENTACIÓN COMPLEMENTARIA

Lo que me gustaría aclarar primero es el nombre, comúnmente extendido “Alimentación Complementaria”, se llama “Complementaria” porque hasta el primer año de vida del bebé, la alimentación principal es la leche materna y dependiendo de su desarrollo, ir introduciendo paulatinamente alimentos.

 

Señales para comenzar

  1. Tiene más de seis meses
  2. Se mantiene sentado
  3. Tiene interés en acceder a las cosas que come el resto de la familia

¿Qué pasaría si no comenzáramos a incorporar alimentos con estas tres premisas?

  • El niño podría tener falta de nutrientes esenciales (hierro, proteínas,…)
  • Podrían dejar de sentir interés por la comida, problemas para tolerar sabores y texturas.
  • Se vería afectada las acciones de masticación, de vocalización,…

¿Qué pasaría si incorporáramos alimentos antes de cumplir estas tres premisas?

  • Que la instauración de la lactancia materna no sea adecuada, no se regule bien el pecho materno al no tener suficiente estimulación, porque el pequeño está lleno antes.
  • Que el pequeño pueda desarrollar alguna alergia alimentaria o adelantar la aparición de esta.
  • La alimentación complementaria, aun siendo lo más ecológica posible, conlleva la ingestión de contaminantes que pueden ser perjudiciales para el bebé
  • Su sistema urinario ni rectal, este maduro para procesar la ingestión de nutrientes que nos son los ingeridos en la leche materna.

 

Leave a Reply

shared on wplocker.com