RETIRADA DEL PAÑAL

Aunque como sabéis el uso de pañales de tela no lo he iniciado hasta este año, y el trastillo mayor usó desechables; pongo esta entrada en el apartado Pañales de Tela, porque es el apartado que más se ajusta al tema 😉

La retirada del pañal es una inquietud que tenemos los papás con el primer hijo, porque vemos que nuestro hijo, nuestro bebé, no estará nunca preparado para ir al baño solito. Pero ese momento llega. Como diría el gran Carlos González: los hijos de drogadictos, de malos padres, etc etc. todos terminan caminando, yendo al baño solos, hablando… pero con el primer hijo como no sabemos cómo se pasan esas fases y queremos que nuestro hijo sea el “más mejor de todos” (el más rápido, el más listo, el más espabilado,…) a veces pecamos de querer ir demasiado deprisa y saltarnos fases, simplemente porque pensamos que debe ser así. Tampoco pasa nada.

Hay familias que prefieren que la retirada del pañal se produzca en la guardería, cuando el educador se lo aconseje, dicen que es más fácil, así te guían. Pero tristemente el educador infantil tiene a una veintena de niños a su cargo, y probablemente retirará el pañal cuando por el ritmo de la clase sea viable, no porque tu hijo este preparado o no.

Con el tema del pañal he visto que hay algunos fallos que provocan consecuencias, las he leído o las he escuchado de amigos cercanos, son muy habituales:

  1. Quitar el pañal demasiado rápido puede provocar enfrentamientos entre padres e hijos. Lo odio, pero lo he escuchado “eres un cochino, te acabo de poner en el orinal y no has hecho pis -o caca-; y te lo haces ahora en el sofá”. Y no os penséis que esto se lo dicen a la primera, porque son unos padres con poca paciencia. No. Se lo dicen después de haber tenido 100 fugas anteriores, y haberle tratado con mucho mimo, pero es frustración, somos humanos.
  2. Enseñar a usar el orinal y no hacerlo por madurez en el niño. De esta forma “aleccionaremos” a nuestros hijos a ir al orinal cada 2 horas, como podríamos enseñar a un ratoncito de laboratorio a posarse en un lugar para obtener comida; pero ¿y por la noche? como ahí no controla (a no ser que nos levantemos todos cada 2 horas para ponerle), nos dirán que le dejemos el pañal de la noche o de la siesta. Pues bien, todos los casos que conozco que lo han hecho así, han seguido con el pañal de la noche de forma prolongada hasta los 4 ó 5 años; no hay mayor problema, pero casualmente por el día también continuan teniendo “escapes”.
  3. Padres no preparados. Los padres deben estar preparados para preparar a su hijo y saber lo que puede pasar. No todo puede ir bien desde el principio. Es planteárselo para estar tranquilo, y mostrar tranquilidad.
  4. Abortar misión: si sale mal, le volvemos a poner el pañal. Eso creará una confusión en él, que puede provocar que cuando hagamos un segundo intento, pueda pensar que volveremos a ponerle el pañal y prolongar la operación demasiado tiempo, que sólo hará que frustranos más todos.
  5. Estreñimiento psicologico. Es muy habitual también, es de lógica entender que si hemos pasado por las fases anteriores, y los niños se han sentido tristes, no quieran ni ver el baño. Pudiendo provocar esta patología, que puede ser seria. Es más habitual de lo que parece. Hay que diferenciarlo del estreñimiento no psicológico, por enfermedad o por no tomar mucha agua o fibra, descartar y saber a qué se debe.

Os dejo por aquí las imagenes de lo que bien debería ser y posteriormente contaré mi buena experiencia combinando toda la información que manejo con el trastillo mayor y así me sirve de retrospección y analizar para comenzar con el minitrastillo en breve, cuando estemos preparados:

NUESTRA EXPERIENCIA

Fue sobre Junio de 2016 a unos 2 meses de cumplir 3 años. Después de regresar de vacaciones, donde en la playa habíamos estado con el culete al aire prácticamente todos los días, cuando a el ya le incomodaba llevar pañal, supongo que también por la molestia del calor-plástico. Como el trastillo mayor siempre ha sido muy resuelto para negociar, le propuse que si lo quitábamos, que me dijera cuando quisiera ir al baño para no manchar la casa. Como estábamos en Madrid, y hacía mucho calor, estuvimos en casa sin ropa. Y yo le ofrecía ir al baño cada hora o cada dos horas. No premios, no castigos; pero sí que le reconocía cuando había hecho “pis o caca”, incluso nos reíamos de las formas que le habían salido. No recuerdo que hubiera ningún escape. Los días posteriores, estuve pendiente de él, ofreciendo ir al baño antes de salir de casa y después de comer (que ya teníamos el horario cogido de la caca). Incluso al 3er día hicimos un viaje Madrid-Avila en el que el papá Trasty decía de ponerle debajo una bolsa de plástico por si acaso o ponerle el pañal. Como os dije antes, no quería que hubiera retroceso. No lo hicimos, y no hubo problema.

¿y por lo noche? como os comentaba antes, había leído que quitar-poner el pañal en épocas o en horas del día podía alargar o truncar la operación pañal. Antes de retirar el pañal llevaba semanas e incluso meses previos observando como se despertaba con el pañal seco. El papá Trasty tampoco estaba de acuerdo en retirarlo de forma radical, nunca (por mucha suerte) se ha hecho pis en la cama. Tiene puesto un cubre colchón pero no de los de rizo+plastico porque el papá decía que son incomodos y podría sudar. Pillamos unos de tela en ikea (uno de estos) y es lo que tienen puesto.

En nuestra rutina diaria incluye que lo último que hacemos justo justo antes de ir a la cama es hacer pis, a pesar de haberlo hecho hace un ratito. Nos ha ido bien así.

¿algún libro o cuento que mostrarle o contarle? la verdad es que no, he ojeado alguno, como el de ¿puedo mirar tu pañal? y no me han gustado nada. Y entiendo que ir al baño es algo a lo que no dar excesiva importancia, al igual que no vemos libros de niños exclusivamente comiendo o niños exclusivamente durmiendo; pues de algo menos agradable por forma, color, textura y sobre todo olor, mucho menos. Forma parte de las cosas de la vida, pero no es le centro de todo, ni es agradable ni bonito como para verlo en un cuento; aunque pueda ser gracioso.

MIS EXPECTATIVAS PARA EL MINI TRASTILLO

El ya controla perfectamente cuanto tiene pis y caca, a veces me lo dice; no siempre. Se levanta con el pañal seco -no siempre-. Estoy esperando a que se levante siempre con el pañal seco, para retirarlo de forma radical. Y a que sea verano, para que la ropa sea más cómoda de subir-bajar e incluso de lavar-secar por si hubiera algún escape. Mi bebé crece :'( y tengo que estar a su lado para hacerlo felices.

 

Comments are closed.

shared on wplocker.com